sábado, 3 de enero de 2009

Dilemas de una madre...


Hola mis inexistentes lector@s!!! Pues, hoy vengo a desahogarme un poquito. Hoy, como muchos días de mi último año como madre, casi me vuelvo loca. Mi pequeñin de 4 años a veces me parece insoportable, y yo como pe´sima persona que soy, quiero resolver todo a gritos, no sé por qué, trato de tener paciencia, respiro profundo y algunas veces cuento no sólo hasta 10, pero nada parece resultarme.

Supongo que casi todas las madres quisieramos que nuestros críos fueran más obedientes que un perrito amaestrado; "sientate", "quieto", "no hables", "no hagas ruido", pero esto es muuuy raro que suceda, sí, he conocido uno que otro niño "raro" por decirlo así que en teoría son todos unos angelitos, pero el mio, lleva mi terrible carga genética que a veces creo que lleva más del 50% que le corresponde por parte de la madre, aunque según mi madre yo era peor que un torbellino, y que comparado conmigo él no es tan latosito, y aunque no me acuerdo de mí a esa edad, (o al menos no de esas cosas) pues trato de aceptarlo de la mejor manera posible. 

Y viendolo bien, no es tan mal niño, pero una de las cosas malas por así decirlo es que el pobre no tiene bien definida su figura de autoridad, en algún lado leí o me dijeron que para los niños es algo confuso que otros miembros de la familia, aparte de el padre y/o la madre le den órdenes, y pues lo entiendo, en su caso no sólo su inexperta madre lo reprende y trata de educarlo, también están sus 2 tías, un tío y sus abuelos, y claro no falta el que a la hora que yo lo regaño suelta el famosillo: "No lo regañes!" y pues el niño me toma de broma o que se yo, y claro, la madre (o sea yo) se enoja más y el niño ya ni sabe a quien hacerle caso, y por más que les digo que no digan eso cuando lo regaño pues a veces se les va la onda y lo dicen, y como le digo a mi madre, que el preoblemón que se me va a venir encima cuando viva sola con él...cosa que a veces no quiero imaginar.

Aunque por otro lado ansío mucho el poder tener mi propio hogar y hacer mis propias reglas, y no como un acto de rebeldía(aunque a veces sí lo pienso así) sino pues creo que así conviviríamos mejor él y yo.

Pero bueno, por el momento es todo y espero tener más y mejores noticias la próxima semana. Mil besos a...nadie...puesto que nadie me lee, pero bueno, ya que...